Escapada gastronómica a San Sebastian – Día 1

Escapada gastronómica a San Sebastian – Día 1

Hoy empiezo el post con un offtopic total, pero es que es una suuuuuuuuuuuuuuper noticia. ¡Me han dado una vacante!  Eso significa que en septiembre empiezo en un instituto y estaré allí todo el año. ¡Yuju!

giphy Escapada gastronómica a San Sebastian - Día 1
¡Esto hay que celebrarlo!

Pero bueno, antes de saber este notición aprovechamos la única semana de vacaciones que tiene jasban este verano para irnos con D&M a San Sebastián,  ya que siempre nos están dando envidia de lo bien que comen cuando están allí, y como eso a nosotros no nos gusta nada…

Y aquí vengo, a contaros el primer día del viaje, que posiblemente sea el más “light” gastronómicamente hablando, pero vayamos por partes.

Salimos de la terreta sábado y yendo con gordito es necesario parar más de lo habitual para darle avituallamiento y cambiar pañales y demás. Total, que hicimos una parada a almorzar por la zona de Zaragoza, otra paradita al ratito para un cambio de pañal “cargadito” y la primera comilona fue en Olite, en La casa del Preboste.

IMG_20170722_162657-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día 1
La casa del preboste

Allí todos se decantaron por empezar fuerte las vacaciones y pidieron el menú cañero: pochas y chuletón, con su postre por 25€. Como a mi las pochas no me gustan y la otra opción era ensalada mixta, me parecía un poco desequilibrado de precio, así pedí el otro menú un poco más light: risotto con setas e idiazabal y secreto por 22€.

Estuvieron todos encantados con sus pochas y su chuletón. Yo las probé, porque había que probarlas, pero entre que no me gustan las alubias ni el pimiento, pues en estas no se me salvaba ni el caldo, que sabía a pimiento un montón. A gordito en cambio le encantaron las pochas de su padre. ¿Quien lo iba a decir? Con lo pequeño que es y decantándose por eso… En cuanto a mi elección, tampoco me encantó. El risotto no era gran cosa, de hecho, para ser risotto el arroz estaba más bien durito. El secreto al menos sí estaba rico.

IMG-20170730-WA0015-225x300 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día 1
Pinchas con pimiento y jamón
IMG-20170730-WA0016-225x300 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día 1
Chuletón
IMG_20170722_143943-e1501448906414-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día 1
Risotto de setas e idiazabal. No me gustó mucho tampoco la pinta que tenía…
IMG_20170722_151246-e1501448975156-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día 1
Secreto. ¡Esto sí estaba rico!
IMG_20170722_153854-e1501449412835-225x300 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día 1
Mousse de queso
IMG_20170722_153838-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día 1
Crepe de chocolate

Digamos que esta primera comida para abrir boca del viaje no fue la que más me gustó, mas bien la que menos.

De ahí seguimos viaje para llegar a la casita que habíamos alquilado, en Usúrbil, justo al lado de San Sebastián, Illumbe-Goikoa (podéis ver fotos aquí), con una dueña muy maja que nos estaba esperando para darnos las llaves y contarnos todo sobre los alrededores, aunque igual la explicación se alargó un poco demasiado. La casa tiene 3 plantas: en la planta baja hay un porche magnífico lleno de sillas y bancos para pasar el rato, la cocina con una mesa grande y un baño; en la primera planta hay una habitación; en la segunda hay una sala con sofás, un baño y otra habitación con una cuna. La casa es preciosa pero el suelo cruje que no veáis y con lo mal que duerme gordito una vez se despertaba no había forma de volver a meterlo en la cuna y acabó pasando todas las noches en nuestra cama.  Otro fallo es que, aunque está claro que estábamos en medio del campo, la cantidad de bichos dentro de la casa se podría controlar un poco más, que está claro que lo que vuela entra cuando tienes las puertas abiertas, pero la cantidad de telarañas…

Por la noche, una escapada rápida a San Sebastián a comprar cuatro cosas para tener desayuno al día siguiente y cenar de pinchos en la zona vieja, rodando por los bares de por debajo del Urgull. Para mi, los pinchos están buenos, pero un poco sobre valorados. Al final es un trozo de pan con algo encima (unos más elaborados que otros) pero te cobran un pastizal por ellos y sirven para abrir boca o si no tienes mucha hambre, pero como necesites cenar de verdad…¿no?

Y aquí se acabó nuestro primer día. Estábamos todos echos polvo del viaje y gordito ya no podía más consigo, así que nos volvimos a nuestra casita a dormir.

En breve os cuento el segundo día, aunque os adelanto que hacer no hicimos mucho, pero comer….¡Estad atentos porque viene un super restaurante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *