Ruta Selva Negra. Dia 2. Baden-Baden, Mummelsee y Sasbachwalden

Ruta Selva Negra. Dia 2. Baden-Baden, Mummelsee y Sasbachwalden

Nuestro segundo día en la Selva Negra venía mucho más cargadito que el primero, y con la esperanza de que el tiempo nos respetara un poco más, porque también daba lluvia.

Nuestra ruta de este día incluía Baden-Baden, el lago Mummelsee y Sasbachwalden.

Cuando vimos los km que había hasta Baden-Baden pensamos: “Bah, en un ratillo estamos”. ¡Error! Madre mía, menuda carreterucha para llegar a una de las ciudades más importantes de la zona. Más de hora y media para unos 50 km.

Bueno, la cuestión es que por fin llegamos a Baden-Baden y lo que te encuentras es muchísima opulencia. Cochazos por todas partes, casas estupendas, gente “guapa”…vamos, una ciudad rica.

42304459491_41519aacda_z Ruta Selva Negra. Dia 2. Baden-Baden, Mummelsee y Sasbachwalden
Iglesia Evangelista

Aparcamos en un parking subterràneo y al salir nos dimos de bruces con la iglesia evangelista de estilo neogótico. Está en un parque, junto a una fuente que la adorna y queda muy llamativo.

A partir de ahí, mapa en mano, decidimos buscar primero la oficina de turismo, que ya de por sí está en una de las atracciones turírticas de la ciudad, el Thinkhalle. Para llegar a la oficina, recorrimos una de las zonas turísticas de la ciudad,  Lichtentaler Allee, un paseo al lado del río que recorre dos kilómetros de la ciudad.

El Thinkhalle fue un spa (Bade-Baden es la ciudad de los spas, al parecer) contruido en 1839 y que ya no se usa como tal. ¡Cuál fue nuestra sorpresa que al llegar la oficina de turimo estaba cerrada! Así que nada, nos tuvimos que arreglar con lo que llevábamos de casa, con lo que le gusta a Jasban recoger papelitos de las oficinas de turismo…

42304463001_612d0573bf_z Ruta Selva Negra. Dia 2. Baden-Baden, Mummelsee y Sasbachwalden
Thinkhalle

Llevábamos un mapa en el que estaba más o menos marcado lo que valía la pena ver. Por suerte, estaba todo más o menos en la misma zona. Al lado del Thinkhalle está el Kurhaus, o ayuntamiento, que no es nada del otro mundo, y el famoso Casino de Baden-Baden. Se puede entrar a la puerta del casino y ver la gran escalinata dorada, pero más allá de eso no le vi mucho la gracia.

En lo alto de la colina Michaelsberg, no muy alta, pero a la que cuesta un poco subir con el carro y  gordito, está la capilla Stourdza. Es una capilla ortodoxa rumana dedicada al arcàngel Miguel, construida en 1866 para alvergar los restos del hijo del príncipe Michael Stourdza, gobernante de Moldavia entre 1834 y 1848.

Estuvimos mirando lo que nos quedaba por ver y decidimos que lo único que valía la pena era acercarnos a las termas de Carcalla, pensando que se podría ver algo de los restos de las termas romas…pero tampoco, hay una zona de expositores fuera del spa donde se pueden ver unas cuantas piedras, pero nada más.

Con esto, decidimos que lo mejor era hacerle caso a Trip Advisor para elegir un sitio para comer y seguir viaje hacia el lago Mummelsee.

El lago Mummelsee es un lago glaciar a 1036m de altura. Cuando empezamos a ascender por la carretera empezamos a ver pequeños montoncitos de nieve a los lados y al principio nos hizo gracia…hasta que os dimos cuenta que al llegar arriba iba a estar todo nevado, ¡y así fue!

La llegada fue algo confusa…no veíamos el lago por ninguna parte, pero de repente había muchísimos coches y gente, así que pensamos que lo mejor era aparcar ahí porque el lago debía andar cerca. ¡Y tan cerca! Estaba justo al otro lado de la carretera dónde aparcamos, tapado por unos pocos árboles, ¡pero es que es diminuto! En serio, cuando vi el tamaño me llevé un pequeño chasco. Se ve que mi estudio de campo no había sido lo suficientemente bueno, pero vamos, no se tarda más de 15 minutos en rodearlo…cuando se puede, porque estando nevado y con gordito llegamos a una zona en la que vimos demasiado peligroso pasar, así que volvimos por dónde habíamos arrancado. Eso sí, la vista de un lago completamente helado me encantó.

42304463911_c11787010d_z Ruta Selva Negra. Dia 2. Baden-Baden, Mummelsee y Sasbachwalden
Lago Mummelsee helado

Nuestra última parada del día era Sasbachwalden, un pueblecito del que habíamos leído que era idílico, y vaya si lo era. La llegada es impresionante. Vas por una carretera de montaña, no ves nada, y de repente el paisaje cambia de golpe, y de ver esos bosques oscuros pasas a ver planicies de un verde intenso, salpicadas de viñedos. Es como una pequeña Toscana.

Al llegar aparcamos en el parking de la oficina de turismo, con gordito dormido de agotamiento. Resultó que la oficina estaba abierta, pero vacía. Dentro se estaba agustito y había folletos en diferentes idomas, incluído castellano, así que aunque no pudimos preguntar a nadie nos pudimos hacer una composición del lugar. En el panfleto veían unas rutas para hacer, y nos decidimos por la que le daba la vuelta al pueblo por los viñedos.

27435489827_802ee39293_z Ruta Selva Negra. Dia 2. Baden-Baden, Mummelsee y Sasbachwalden
Sasbachwalden

Desde la zona alta de los viñedos se tiene una bonita vista del pueblo, que es muy pintoresco. Nos resultó curioso que había una zona en la que cada fila de viñedos tenía el rótulo de un país. Asumimos que eran viñas provinientes del país en cuestión, claro…

El pueblo es un bonito paseo para perderse y vagabundear un rato, pero tampoco da para mucho más. Estuvimos intentando encontrar una bakerie abierta, pero nada…entre que era hora en que la gente ya empezaba a cenar (ejem, ¡las 17:30!) y que era el lunes de Pascua…Lo único que nos quedó fue acercarnos a la otra entrada del pueblo, donde hay unos “carteles” de bienvenida y despedida hechos de flores (que no tenían tantas como esperábamos para ser primavera).

Y eso fue todo…cuando volvíamos hacia el coche empezó a caer la del pulpo y no acabamos chopados de milagro. A penas serán las 6, pero nos quedaba un largo camino a casa y el día había sido intenso.

Os dejo la galería de fotos en Flickr, y la promesa de no tardar tanto en escribir el siguiente post 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *