Escapada gastronómica a San Sebastian – Día 3

Escapada gastronómica a San Sebastian – Día 3

Empezaba el tercer día de nuestra escapada y hoy sí estábamos dispuestos a ir de turistas y ver cosas de la provincia, aunque nos amaneció lloviendo. Ya se sabe que en el País Vasco es algo que te puede pasar fácil, así que íbamos bien preparados para ello y no nos importaba.

Por la mañana teníamos planeado visitar la basílica de Aranzazú, para después comer en el restaurante Bailara, que está enclavado en un hotel idílico en medio de la nada, ideal para hacer slow (y expensive) travel. El plan por la tarde era visitar San Sebastián, ya que el primer día sólo subimos al Igueldo, y habíamos reservado para cenar en Topa, así que el plan nos veía perfecto.

Como por la mañana íbamos a hacer un buen camino en coche y no queríamos ir muy apretados, decidimos ir en los dos coches. D&M iban delante y el destino y su GPS quisieron que nos quedáramos sin visita mañanera. En lugar de a la basílica de Aranzazú nos mandó al pueblo Aranzazú, que está ya casi en Bilbao, pero como somos así no nos dimos cuenta hasta que cruzamos de provincia y empezamos a sospechar. Para entonces, ya no nos daba tiempo a ir a ver el santuario y llegar a la hora de comer al restaurante, así que tuvimos que dar la vuelta y hacer camino para comer. Para que os hagáis una idea, si miráis el mapa siguiente, nosotros salimos del punto 1, para ir a ver la basílica al punto 2 y volver al 3 a comer, pero el GPS nos mando al punto X, así que para cuando nos dimos cuenta ya era demasiado tarde.

mapa Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
Menuda vuelta dimos….

Por suerte, de camino al restaurante pasamos por Azpeitia y Azcoitia, y como había algo de tiempo, pudimos parar a ver el Santuario y la Basílica de San Ignacio de Loyola, que parece ser que junto al de Aranzazú son los más importantes del País Vasco. El complejo está construido al rededor de la casa donde nació San Ignacio, que también se puede visitar previo pago (cosa que no hicimos). La basílica es pequeña, pero muy mona, y es de las pocas en las que se puede pasar por detrás del altar. A Jasban le gustó mucho el órgano (no se si en sus entradas de Roma lo notasteis, pero le pirran). Alrededor hay un parque espectacular, y las vistas de las montañas son totales. Hay un cartel con una pequeña ruta de cosas que se pueden visitar en el pueblo, como una ermita, pero eso ya no nos daba tiempo.

El camino hacia el restaurante fue muy chulo, carreteras por medio de montes verdes, salpicados de casas aquí y allá, que no veáis la envidia que daban. Yo sólo pensaba que cualquiera de esas casas era un sitio ideal para perderte y descansar de verdad unos días. Y cuando llegamos al hotel donde está el restaurante, enclavado en una de esas montañas, todo verde alrededor, supe que es el sitio donde perderte unos días de verdad.

hotel Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
Imagen de la web del hotel
6c536c495d53250964bba4db6c95a2a6 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
El restaurante en Trip Advisor

Llegamos al restaurante y estábamos solos, pero completamente solos. Vamos, la camarera y nosotros durante toda la comida. Creo que nunca en mi vida había comido completamente a solas en un restaurante. Es una sensación un poco rara, pero como el sitio era tan tranquilo e íbamos con gordito que a veces es un poco escandaloso, fue de agradecer, así tampoco molestamos a nadie.

En Bailara encontramos una carta corta, lo cual es de agradecer; de nada sirve que en un restaurante que te ofrezcan mil cosas que luego están regula, o que luego no tengan ni la mitad. Además, es todo producto fresco y de calidad, que es lo importante. Tienen un menú, pero en esta ocasión nos lo saltamos para probar un poco lo que más nos llamó la atención. Lo que comimos fue lo siguiente:

Entrantes

  • “Galletas” de langostinos crujientes, crema de aguacate, brotes y vinagreta de anchoas. El crujiente de langostinos estaba riquísimo, y encajaba muy bien con la crema de aguacate y la vinagreta.

    IMG_20170724_144944-e1503007572221-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    Galletas crujientes ricas, ricas
  • Rissoto de Vieiras, jugo de ajos rostizados y cebolla negra. Esto sí era un rissoto, no lo que me comí en Olite. Madre mía que rico estaba. Una textura del arroz perfecta y el sabor meloso de la vieira era espectacular. Un plato de 10.

    IMG_20170724_150500-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    No se ve el arroz, porque llevaba una capa de Idiazabal por encima, pero prometo que es el risotto

Principales

  • M pidió Merluza de anzuelo con berberechos y Salsa verde. La merluza fresca en su punto y la elaboración de la salsa verde muy curiosa, pero muy rica.

    IMG_20170724_152454-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    Merluza en salsa verde a su manera
  • Jasban y D, como buenos carnívoros, pidieron Taco de buey a la brasa, semillas y trufa (como dice Jasban, si un plato lleva trufa, pídelo). El plato era increíble, no sólo es un plato bonito, sino que el buey se deshace en la boca, con ese sabor a brasa…y ¿os habéis fijado en el color? Parece ceniza, pero no. Nunca adivinaríais como lo hacen, ni siquiera al probarlo, porque no se nota nada, pero lo pintan con tinta de calamar antes de meterlo a la brasa y al secarse coge ese aspecto tan original.

    IMG_20170724_152446-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    Taco de buey. Tan bueno como llamativo
  • Y yo pedí Carrillera de cerdo ibérico, salsa de ostras y Shikinbushi ahumado. La carrillera también estaba que se deshacía y la salsa de ostras le encaja a la perfección. Aún así, creo que el mejor plato era el Taco de buey. Salí diciendole a Jasban “Si alguna vez volvemos, pediré el taco de buey”. A lo que me contestó “Como que si volvemos, CUANDO volvamos”.

    IMG_20170724_152402-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    Carrilleras. La salsa naranja estaba un pelín dulce para mi gusto.

Postres

  • M pidió 5 hojas de chocolate, frambuesa y helado de cacao amargo, que tenía una pinta espectacular. Las hojas de chocolate muy ricas, pero para mi demasiado chocolate.

    IMG_20170724_155429-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    ¡Precioso!
  • Yo pedí Torrija de pan de brioche, yema caramelizada y su helado. Me encantan las torrijas y cuando están hechas con un pan suave como el brioche, o como la que hace Ricard Camarena con coca de llanda, mejor que mejor. Muy bueno.

    IMG_20170724_155408-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    Muy suave la torrija
  • Jasban y D pidieron una Cuajada al momento, que es literalmente al momento. Te sacan el cuenco con el cuajo, una jarrita con leche caliente y un reloj de arena. La camarera echó la leche en el cuenco y ¡tachán! a los 3 minutos una cuajada perfecta y calentita. A mi no me gusta la cuajada, pero Jasban dijo que era la más parecida que había encontrado a la que hacía su bisabuela en casa con la leche propia, así que debía ser una delicia.

Acompañamos todo con un tinto joven catalán: Camins del Priorat, y para los cafés e infusiones nos sacaron para acompañar lo que veis en la foto, que estaban casi tan rico como los postres en si. Unos 70€ por barba.

IMG_20170724_161525-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
Acompañamientos para el café

La lástima es que tanto al llegar como al salir llovía bastante y no pudimos recrearnos un rato un los paisajes y hacer fotos por allí. Así que nos fuimos para la casita, a dejar una de los coches y hacer camino a San Sebastián, porque salimos del restaurante tirando a tarde ¡y la mesa para cenar la teníamos a las 20:00!

Aparcamos cerca del Topa y fuimos a dar un paseo por la playa de Ondarreta. Caía chirimiri, pero como allí es normal, la gente seguía surfeando y paseando por la zona. Nosotros, menos acostumbrados, íbamos paseando tratando de mover el carro mientras sujetábamos los paraguas…¡un show! Dimos un paseo alrededor de la zona, cruzamos el río para ver el teatro Victoria Eugenia, y pasear hacia la plaza Guipúzcoa, que es bastante chula y ya nos fuimos a cenar.

Obviamente, no teníamos mucha hambre, pero llevábamos buenas referencias del sitio y queríamos probar algunas cosas. Cuando llegamos no había demasiada gente, pero al salir estaba hasta los topes y me di cuenta que habíamos estado sentados en un sitio tranquilo, porque no lo había notado. Hay una zona con mesas y otra para comer algo rápido de pie, que cuando salíamos no cabía no un alma allí pegando un bocado. En San Sebastián el agua del grifo es buena (no como por aquí) y Topa es uno de los pocos sitios que te la sirven así, en unas botellas tan originales como la de la foto, y gratis.

Pedimos para compartir:

  • Guacamole Tôpa. Súper original, como un mueble del ikea, créalo tu mismo.

    IMG_20170724_202108-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    ¡Con instrucciones y todo!
  • Tacos de maíz y mijo de chipirones en su tinta con mole. Habían 8 tortitas creo, pequeñitas y bien, pero no me gustó demasiado el sabor de las tortitas en si.

    IMG_20170724_203618-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    Taquitos
  • Asado de ternera, chimichurri y papas Francis Mallman. Esto estaba muy bueno. El asado se quedaba rollo jamón y se soltaba solo del hueso. El chimichurri y las patatas muy ricas también.

    IMG_20170724_204521-300x225 Escapada gastronómica a San Sebastian - Día  3
    El asado sí estaba riquisimo

Por probar, pedí una MICHELADAS (Cerveza con lima y un toque picante) que no me gustó nada, la verdad.

Aquí nos salió muy, muy barato, pero claro, ya íbamos sin hambre y comimos muy poco. Salimos a unos 15€.

Y cansaditos nos fuimos para casa, esperando que el turisteo del día siguiente se nos diera un poco mejor xD

Por cierto, aquí os dejo algunas fotos de las que hice de lo poco que pudimos turistear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *